gatos apareandose

¿Cuanto dura el celo de una gata.?

Las gatas en celo tienen un comportamiento muy diferente de las perras que no todo el mundo conoce, sobre todo aquellos que tienen una gata por primera vez. Te explicamos como es el celo de una gata.

Ya hablamos en su día del celo de la perra, en esta ocasión vamos a explicar las características sexuales de la gata.

La época del celo.

Existen determinados momentos del año en las que las gatas tendrán celos consecutivos y será siempre en la época del año en que las horas de luz solar son crecientes, después del solsticio de invierno.

Las horas de luz influyen en el celo de la gata

Las horas de luz solar ejercen un impacto fundamental sobre el comienzo y duración de la actividad sexual de la gata. El cerebro detecta el momento en que los días empiezan a aumentar y manda un estímulo hormonal que activará los ovarios.

De esta forma se ponen en marcha una serie de hormonas que harán que la gata tenga deseos de aparearse. Es lo que los veterinarios conocemos como fase de estro y que popularmente se conoce como estar la gata en celo.

El cerebro de la gata es capaz de detectar el aumento de duración de los días y predecir así la llegada de la primavera. Esto le permitirá parir en el momento más apropiado para sacar adelante sus cachorros. En primavera la temperatura es óptima y la disponibilidad de comida es máxima.

En primavera las gatas encuentran fácilmente comida para dar a sus cachorros.Las gatas que se aparean en Enero, después de la gestación que dura dos meses, parirán en Marzo al comienzo de la primavera.

En las zonas templadas del hemisferio norte, la estación reproductiva comienza en Enero y finaliza en cualquier momento entre Junio y Octubre. En el hemisferio sur la época de celos comienza en Agosto.

Las perras, una vez acabado el celo, no volverán a presentar actividad sexual hasta pasados 5 o 6 meses, tanto si queda preñada como si no. En cambio las gatas, si no quedan gestantes, seguirán sufriendo sucesivas oleadas hormonales y los celos se repetirán periódicamente durante la época reproductora.

Cuando las horas de luz solar empiezan a decrecer, es la señal que anticipa la llegada del invierno, una mala época para sacar camadas adelante. El cerebro de la gata manda los estímulos necesarios para que los ovarios entren en fase de reposo que los veterinarios conocemos como anestro.

La mayoría de gatas dejan de tener celos en Septiembre y estarán en reposo sexual desde Octubre hasta finales de Diciembre.

El primer celo de una gata.

La edad a la que las gatas empiezan a tener comportamiento sexual es muy variable, dependerá de su grado de desarrollo cuando viva su primer solsticio de invierno.

Cuando llega la época reproductora, la gata debe haber alcanzado por lo menos el 75% del peso que tendrá cuando sea adulta.

Gatita demasiado joven para salir en celo

Es raro que salgan en celo cuando pesan menos de 2,5 kg aunque estén en la época adecuada.

El primer celo aparecerá entre los 4 y los 11 meses de vida si se dan las circunstancias adecuadas.

Las gatas que nacieron al principio de la primavera anterior tendrán peso suficiente para salir en celo a finales de Diciembre o principios de enero. Mientras que las gatas que nacieron al final del verano, pueden no estar suficientemente desarrolladas en el momento que las horas de luz solar empiezan a aumentar y no tendrán el primer celo hasta bien entrada la primavera.

Se sabe que las razas de pelo largo tardan más en salir en celo que las de pelo corto y que los gatas callejeras salen en celo antes que los gatas domésticas.

La convivencia con machos y con otras gatas en celo también adelanta el inicio de la pubertad en gatas jóvenes.

Así pues si tienes una gata nacida el año pasado, es muy probable que empieces a experimentar sus síntomas del celo, si es que no lo has hecho ya.

Síntomas de las gatas en celo.

En las gatas el celo viene de repente, a diferencia de las perras que tienen una fase de sangrado previa conocida como proestro, las gatas aparecen en celo de la noche a la mañana, sin avisar.

La fase de proestro es muy corta en la gata y no se aprecia ya que no sangra y su vulva apenas aumenta de tamaño.

Cuando empieza el celo las gatas cambian de personalidad, se vuelven más cariñosas de lo normal, se frotan continuamente contra sus dueños o cualquier mueble, además tienden a rodar panza arriba y frotar el lomo contra el suelo.

Son muy típicos los maullidos que parecen quejidos.

Aunque la gata sea normalmente cariñosa, sabrás que tu gata está en celo porque se ponen muy pesadas y buscan el contacto mucho más de lo normal.

Algunas son muy escandalosas con los típicos maullidos de gata en celo y pueden llegar a molestar a los vecinos.

Cuando se le pone la mano en el lomo, apoyan los codos y levantan la cadera, desvían cola hacia un lado. El estro se caracteriza por ser la fase en que permiten al al macho realizar la monta.

Cuando dura el celo de una gata

No todas las gatas tienen los celos con la misma frecuencia. Unas gatas, la mayoría, presentan celos cada 8-10 días, son gatas que sólo ovularán cuando las monte un macho.

En cambio otras gatas son capaces de ovular aunque no hayan sido apareadas y en ese caso el celo no volverá hasta pasados 40 o 60 días.

Las primeras, entre celo y celo, tienen una fase llamada de interestro en las que el ovario no llega a desactivarse. En la mayoría de gatas el celo dura una semana y el periodo interestros entre 8-10 días.

Muchas gatas mantienen altos niveles de estrógenos en sangre entre celo y celo por lo que a los propietarios les parece que nunca dejan de estar en celo.

En cambio, hasta un tercio de las gatas pueden ovular sin aparearse. Son las que tendrán periodos entre celos más largos: cada mes y medio o dos meses.

Estas gatas tienen más probabilidades de padecer enfermedades uterinas en el futuro. Se debe a que los ovarios entran en una fase especial llamada diestro en la que producen progesterona, cuando un útero vacío recibe repetidamente la influencia de la progesterona se debilita y es más propenso a padecer infecciones.

Las pastillas para el celo de las gatas no son recomendables

Las pastillas para el celo de las gatas, producen los mismos efectos que la progesterona. Son sustancias que mantienen los ovarios de la gata en diestro permanente, por eso dejan de salir en celo. Estos medicamentos también debilitan el útero de la gata y además triplican el riesgo de padecer tumores mamarios.

Se puede esterilizar una gata en celo.

Si no tienes intención de criar, lo mejor que puedes hacer es castrarla. No hay problema por esterilizar una gata que ya está en celo.

Para la salud de la gata, es mejor esterilizarla estando en celo que cortárselo empleando pastillas o inyecciones.

La castración en el primer año de vida, además de planificación familiar y prevención de camadas no deseadas, presenta otras ventajas como ya hemos explicado aquí.

Apareamiento de gatos

Por el contrario, si te dispones a criar con tu gata, debes saber que los machos siempre están dispuestos en presencia de una gata en celo. A diferencia de los perros, el apareamiento es muy rápido y la penetración desencadenará la ovulación y posterior gestación.

Espiculas en el pene de un gato.
Espículas en el pene de un gato macho.

Los machos adultos tienen una especie de espinas en el pene que provocan un reflejo nervioso durante la cópula que llega al cerebro de la gata y estimula la producción de las hormonas necesarias para que se produzca la ovulación.

Solo la mitad de las gatas ovularán con una sola monta, la mayoría necesita cuatro o cinco montas en días sucesivos para poder ovular correctamente y quedar preñadas.

Con varias montas hay más probabilidades de que queden preñadas y las camadas serán más numerosas.

Los gatos son muy sensibles al entorno y es mejor llevar a la hembra al territorio del macho que al revés.

En razas de pelo largo es interesante rapar la zona trasera para que la obstrucción por pelos no impidan la monta.

También puede haber dificultades en la monta por excesiva diferencia de tamaño entre macho y hembra.

La edad ideal para criar es del año y medio de vida hasta los 7 años. Las gatas con más de 8 años tienden tener ciclos irregulares y camadas más pequeñas. Además aumentan las probabilidades de abortos y nacimiento de gatitos con defectos congénitos.

En otro artículo hablaremos de la gestación y parto de las gatas. Pincha aquí si quieres recibir actualizaciones por correo de nuestro blog.

Otros artículos que pueden interesarte.

5 comentarios en “¿Cuanto dura el celo de una gata.?

  1. Hola,
    Tengo dos gatos, macho y hembra. El macho se su fecha de nacimiento así q estoy segura tiene 4 meses, la hembra, siempre creí q era menor por su tamaño, pero ya mudo colmillos (el gatito hasta ahora esta mudando dientes de adelante).
    LA cosa es q la gatita esta en celo, yo creo q el gato no… Revise su pene y las ‘espinas’ no están salidas… Debo separarlos? Será q el celo de ella estimula q el la monte así este aun joven? Ayuda por favor!!! Trate de separarlos pero son muy unidos y Chillán todo el tiempo!

  2. Mi gata lleva dos meses seguidos en celo y a penas come, se esta quedando en los huesos. Mi veterinario me ha dicho que estando en celo no se puede operar, que puedo hacer?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *