Perro monta cojines

Mi perro monta cojines, peluches, personas y a otros perros.

A veces los perros acostumbran a montar cojines, almohadas, peluches u objetos semejantes. También pueden montar a personas y otros perros.

Lo usual es interpretarlo como un comportamiento aberrante ligado a un deseo sexual.

Pero lo sorprendente es cuando se trata de hembras o animales castrados. ¿Si está castrado por qué sigue montando? Es normal hacerse esta pregunta, algo no cuadra.

El caso es que cuando un perro monta puede deberse a varias causas, mejor dicho tendríamos que decir motivaciones y no siempre hay una motivación sexual.

Observando en qué circunstancias desarrollan el comportamiento de monta, podremos saber el motivo de la actitud de nuestro perro.

No todo es sexo.

Lo cierto es que en la mayor parte de las ocasiones, los perros montan porque están excitados o bien sienten ansiedad, algo que no siempre es percibido por el propietario.

Los perros que montan por ansiedad, suelen montar objetos o personas y se trata de una respuesta a una situación de conflicto emocional.

Cuando el perro no sabe muy bien cómo reaccionar o está demasiado excitado y no sabe cómo dar salida a sus sentimientos, adopta un comportamiento que se denomina de sustitución.

Perro montando un cojín

Situaciones como excitarse jugando con un nuevo juguete o la llegada de una visita, derivan en un intento de montar ese objeto o visitante ante el que no tienen claro cómo reaccionar.

Algunos perros fueron separados demasiado pronto de la camada o no han tenido oportunidad de relacionarse con otros perros en la etapa de socialización.

Estos perros no saben cómo comportarse cuando se encuentran con otros perros y reaccionan montándolos.

Nosotros nos rascamos la cabeza o mordemos un bolígrafo cuando no sabemos muy bien qué hacer.

Mujer mordiendo un lapiz

Son comportamientos que no vienen al caso, pero ayudan a perros y humanos a aliviar la tensión.

También puede ser que el perro monte objetos para llamar la atención. El perro aprende que cuando monta cojines u otros objetos, consigue que sus dueños le hagan caso.

Asocian el comportamiento de monta con la gratificación que supone acaparar la atención del dueño.

Monta y onanismo.

Y también es posible que tu perro monte cojines para masturbarse. Es un comportamiento sexual normal que pueden realizar los perros enteros pero también ocasionalmente los castrados.

Aunque la castración reducirá la mayoría de casos de monta así como de escapismo y marcaje, algunos perros continúan montando después de castrados porque han aprendido que es un comportamiento gratificante.

También pueden montar los cachorros como práctica y aprendizaje de un comportamiento que utilizarán cuando alcancen la madurez sexual.

No todo es dominancia.

Jugar es una parte importante de la vida de los perros, para ellos el juego es una forma de relación social que ayuda a establecer relaciones de confianza entre ellos.

Mientras juegan, los perros simulan comportamientos propios de otras situaciones como la caza o el apareamiento y por eso se persiguen, acechan, pelean y montan.

Perros jugando a montarse

Son usuales los cambios de rol en el curso de estos juegos.

Cuando un perro juega montando a otro perro, no significa que sea el super-macho alfa del parque, ni que quiera ingresar en la comunidad gay perruna, simplemente significa que son amigos y están jugando.

Los perros no suelen mostrar erección cuando montan como juego.

Es posible que un perro monte a otro para establecer o mantener un estatus de dominancia.

Esto no tiene porque ser malo si el otro perro lo acepta, es una forma de relación normal entre perros que les ayuda a solucionar conflictos sociales.

La dominancia se da siempre entre perros, nunca cuando lo que se monta son objetos como cojines, almohadas o peluches.

Como es lógico, la actitud de monta también se dará en presencia de hembras en celo, lo que constituye el comportamiento típico del apareamiento.

Qué hacer cuando nuestro perro monta.

Si el perro monta una o dos veces al día y no molesta a personas o a otros perros, podemos no intervenir.

Solo en los casos en que el comportamiento, por demasiado repetitivo, puede volverse compulsivo o es molesto para ti o para terceros, hay que tomar medidas.

Comportamiento compulsivo de monta en perrros

Antes de nada, hay que descartar que el comportamiento de monta se deba a algún problema físico.

Hay enfermedades de la piel, alteraciones hormonales y problemas en el aparato urinario que pueden inducir al perro a montar o bien ser la consecuencia de ese comportamiento.

Aunque la castración no evitará al 100% el comportamiento de monta, lo cierto es que la reduce de forma significativa en la mayoría de casos.

Además castrar al perro aporta otros beneficios sanitarios como ya explicamos en otra ocasión.

Una vez que estamos seguros de que no hay ninguna enfermedad subyacente, una de las formas más eficaces de tratar el comportamiento es evitando las situaciones en que se produce.

Como dice el refrán: quien evita la ocasión evita el peligro.

Cuando veas que se prepara para iniciar el comportamiento de monta, atrae su atención dándole un premio, ofreciéndole un juguete o haciendo que obedezca alguna orden que haya aprendido previamente (por ejemplo “sienta” o “sit”)

Comando "junto" de obediencia

Si consigues enseñarle el comando de obediencia Ven! o Fuss!, será muy útil si tu perro es de los que se mete en problemas por montar a otros perros.

Si tu perro monta como respuesta a situaciones de estrés, intenta evitar esas situaciones en la medida de lo posible.

El castigo empeorará la situación en la mayoría de los casos.

En los problemas de comportamiento, el mejor tratamiento es la prevención.

Pero si ya es demasiado tarde y el comportamiento de tu perro se ha vuelto compulsivo, lo mejor es acudir a un veterinario que pueda ayudarte a analizar la motivación de tu perro y establecer las pautas para corregir su comportamiento.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *