La pillara evoca la imagen de una geisha

Si tienes perro y te atraen las geishas, te interesa este artículo.

Cuando escribí sobre el problema de los perros en las playas de Ferrol, me prometí que cuando llegara la época de cría de la Píllara das Dunas escribiría sobre el drama de este ave.

Una geisha en peligro de extinción.

Por eso cuando he leído esta publicación en Facebook, me he puesto manos a la obra, porque como vais a comprobar, para la Píllara das dunas (Chorlitejo patinegro) el tiempo es oro.

Desde que supe de la existencia de la Píllara das Dunas, quedé cautivado por esta maravillosa especie.

Desde el principio, este pajarito me ha evocado la imagen de una geisha. Me fascina su delicada belleza, que contrasta con la forma tan arriesgada que ha escogido para reproducirse.

En japón se quejan con melancolía de que la juventud actual no tiene la dedicación, paciencia, voluntad y humildad necesarias para ser una verdadera geisha.

Geisha y Pillara das Dunas

Pues puedo aseguraros, que nuestra pequeña superviviente tiene todas las virtudes de una geisha.

Basta con comprobar el empeño que pone para que sus genes no desaparezcan de nuestro ecosistema.

Apenas quedan 80 parejas que siguen viniendo todas las primaveras a poner sus huevos a las playas más salvajes de galicia.

Pillara das dunas o chorlitejo patinegro

Este hecho supone que su futuro esté en manos de los que utilizamos nuestras playas: bañistas, surfistas, runners, excursionistas, …. y los que paseamos con perros.

Y es que el destino  de la evolución, ha puesto esta especie en un atolladero porque nuestra delicada geisha, no contenta con poner sus huevos en medio de las playas, va y los pone peligrosamente cerca de la línea de pleamar.

Cuando hacen la puesta demasiado pronto y si les pilla uno de los últimos temporales de la temporada, los nidos pueden ser destruidos por la furia de las olas.

El año pasado, las 80 parejas que vinieron a poner a Galicia, consiguieron que nacieran 130 pollos. Ponen tres huevos cada vez y si los pierden, hacen segundas y terceras puestas (alguna pareja ha llegado hacer 5 intentos de cría en una sola primavera.)

Además, nuestra geisha no tiene problemas de igualdad de género: una vez que nacen los pollos, los deja al cuidado del macho y se va a otra playa para emparejarse de nuevo o descansar si su estado físico es malo (durante la incubación, casi no tiene tiempo para alimentarse y su cuerpo se resiente bastante.)

Pero a pesar de todo este esfuerzo, solo llegaron a volar 49 pollos en toda Galicia (0,61 pollos x pareja.)

8 de estos pollos consiguieron volar en las playas de Ferrolterra.

La geisha necesita nuestra ayuda para sobrevivir.

Esta ave está protegida por las políticas de protección de aves consideradas de especial valor biológico y en peligro de extinción por la Unión Europea.

Ya hablamos de este asunto el año pasado cuando escribimos sobre el problema de las playas para perros en Ferrol.

Desde el punto de vista legal, el chorlitejo patinegro goza del apoyo de las leyes de máximo rango.

El problema es que Europa solo marca las directrices conservacionistas generales que han de imperar en todo el suelo europeo.

Territorio de la UE

Somos los países miembros, los encargados de poner en práctica las medidas para alcanzar los objetivos que se fijan en las leyes que vienen de Bruselas.

Lo cierto es que el gran público desconoce las leyes que las instituciones han elaborado para proteger esta especie.

Aunque de vez en cuando, los medios se hacen eco del incierto futuro de esta especie, lo cierto es que todavía no se ha convertido en un problema público.

Hay que dejarse de paños calientes: nuestra geisha necesita ayuda y va siendo hora de que los ciudadanos tomemos partido ante su precaria situación.

Un problema de concienciación.

¿Por que hay que tomar partido.? Muy fácil: está en juego el valor ecológico y paisajístico de nuestro entorno, valores que van a ser influir y mucho en nuestra calidad de vida y la de generaciones futuras.

Debemos actuar antes de que sea demasiado tarde.

A nosotros, como veterinarios, nos toca informar a los propietarios que van a pasear con su perro a la playa, pero escuelas de surf, picaderos de caballos, grupos de aeromodelismo, ala delta, etc… también deberían ayudar y poner su granito de arena.

Los profesores pueden hacer una labor importante en los colegios.

Por eso, si tienes perro y quieres contribuir a que la Píllara de las Dunas siga existiendo, te animo a que sigas los siguientes consejos:

Como ayudar a la Píllara das Dunas.

Primero: ten en cuenta las épocas del año que esta especie es más vulnerable.

Empiezan cortejar y hacer el nido a mediados de marzo.

Un perro suelto causa PÁNICO en las píllaras, escapan de ellos a mucha más distancia de lo que lo hacen de una persona. Además el perro no pasa, va, vuelve, persigue…

Tu perro suelto por las dunas interrumpe los cortejos lo que influye en la fertilidad de las parejas.

Segundo: lleva a tu perro sujeto con correa.

La legislación actual, prohíbe ir con perros sueltos a la playa en las épocas de cría (artículo 10.2.)

Saca provecho de esta circunstancia, llevar al perro con correa te obligará a hacer más ejercicio, aprovecha y desfoga a tu perro corriendo junto a él en las épocas de cría.

Hacer ejercicio es bueno para la salud

Todos sabemos que la actividad física, está considerada por los médicos como un factor determinante de nuestra salud.

¡Defender a las geishas es sano.!

Tercero: Considera hacer un curso de adiestramiento si crees que no eres capaz de controlar a tu perro.

Durante el periodo de incubación, espantar a los padres supone que los huevos queden sin protección, que se enfríen y no den fruto o queden desprotegidos frente a otros depredadores.

Cuarto: Presta atención a la presencia de nidos.

Las zonas de puesta pueden variar mucho, desde primera linea de playa, en el límite con la marea, hasta en el borde de la duna o bien metidos en ella.

No se puede decir “aquí no hay nidos” nunca.

Normalmente lo hacen en sitios con poca o muy poca vegetación. Les  gusta poder contemplar en entorno, se fían más del camuflaje, de lo que son verdaderas maestras.

Eso sí, siempre hay “algo” al lado del nido para camuflarlo (un palo, una botella, una planta, algas etc).

Nido camuflado en la arena. Fuente: http://blogueiros.axena.org

Si localizas un nido sin señalizar, lo primero que debes hacer es ponerlo en conocimiento de los axentes de conservación de la Xunta llamando al 112.

Los axentes de conservación se encargarán de señalizar y proteger el nido.

Quinto: evita el contacto con las aves.

Supongo que no hace falta explicar que acercarse a los nidos señalizados para hacerse selfies y enseñar al mundo lo guay-eco-chulis que somos no es cool, existen precedentes muy desagradables.

Si paseas con regularidad por la playa acabarás sabiendo la localización exacta de los nidos de píllara.

El mimetismo es la única defensa de los polluelos hasta que aprenden a volar.
Sexto: los polluelos son especialmente vulnerables.

Ten presente que puede haber polluelos saliendo del nido entre mediados de Abril y mediados de Julio.

El proceso desde la puesta del primer huevo hasta que los polluelos echan a volar dura 2 meses.

La incubación dura 24 días y los polluelos nacen con pocas horas de diferencia (sincronizados), abandonan el nido casi al momento y al mes vuelan. Esta cronología es bastante exacta.

Antes de aprender a volar, los polluelos de pillara se convierten en un divertido juguete para cualquier perro descontrolado.

Sexto: avisa a los bañistas.

Cuando observes que la playa empieza a llenarse de bañistas, aprovecha para explicar a todos tus amigos y familiares la situación de los nidos.

Intenta convencerlos de que los respeten y coloquen sus toallas en zonas lo más alejadas posible.

Explicalo de buen talante y no pierdas la paciencia si al principio no lo entienden o se ríen de ti, es normal, el sentimiento conservacionista en España está muy poco desarrollado y a veces nos cuesta aceptar lo que desconocemos.

Septimo: No abras nuevas rutas de acceso a las playas.

Debemos evitar a toda costa nuevos accesos a los arenales que violan la integridad de las dunas, (los surfistas también deberían saber esto.)

Surfista atravesando las dunas

Nuestras dunas constituyen un frágil y valioso ecosistema que alberga muchas otras especies además de las Píllaras.

Octavo: Informa a otros propietarios de perros.

Si observas que otros paseantes con perro, por su comportamiento, desconocen la situación en que se encuentra la píllara das dunas, intenta entablar con ellos un diálogo constructivo y explícales la dramática situación que sufre nuestra querida geisha.

Quien sabe, ¡quizás vuestros perros se hagan amigos.!

La geisha debería ser un símbolo medioambiental en Ferrolterra.

Pues si, creo que la píllara das dunas y su defensa, debería ser uno de los símbolos de nuestra ciudad, o al menos de nuestras playas.

Los polluelos vuelven a la playa donde nacieron para emparejarse. Si un año se pierden todos los polluelos, la playa quedará sin nidos al año siguiente.

La playa quedará sin píllaras hasta que otra pareja quiera intentarlo.

Sólo podremos seguir presumiendo de tener las playas más salvajes de España, si conseguimos que se conserve su flora y su fauna.

Habremos conseguido que la Píllara continúe entre nosotros, porque hemos sabido respetar sus cortejos, sus nidos, sus polluelos, en definitiva: su supervivencia en este mundo.

Sería muy triste que las generaciones futuras solo conocieran la Píllara de las dunas por los los libros, como pasó con el pájaro dodo.

Ayúda a proteger a la píllara compartiendo esta información. ¡Compartir es amar.!

  • Desde aquí quiero dar las gracias a Paco, por su labor desinteresada para ayudarme a hacer este artículo. Aunque es uno de los grandes naturalistas de Ferrol, él prefiere permanecer en el anonimato, podéis conocer su trabajo en su blog que afortunadamente es público.

“Sobreviviré” de Gloria Gaynor.   

Un comentario en “Si tienes perro y te atraen las geishas, te interesa este artículo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *