Gato persa y enfermedad poliquística renal

Una enfermedad hereditaria de los gatos persas

Si tienes un gato persa debes conocer la Enfermedad Poliquística Renal que es una grave enfermedad hereditaria que conviene diagnosticar lo antes posible.

Los gatos más afectados son los de raza Persa y los Exóticos de pelo corto, pueden portar la enfermedad hasta uno de cada 3 gatos.

Otras razas, creadas a partir de líneas de gatos persas, también pueden verse afectadas como el British Shorthair.

Razas con predisposición a padercer enfermedad poliquística renal
Exótico y British de pelo corto: Dos razas predispuestas.

Es muy rara la aparición de la enfermedad poliquística renal en otras razas.

Los gatos afectados tienen desde el Riñon de un Gato persa con enfermedad poliquistica.nacimiento, quistes en sus riñones que van aumentando de tamaño con el paso del tiempo y acaban alterando su funcionamiento.

Los quistes ocupan progresivamente el espacio del tejido sano, hasta que el riñón no puede seguir desarrollando sus funciones con normalidad.

Así pues la enfermedad no suele manifestarse durante los primeros años de vida, pero cuando alcanzan la madurez, normalmente a los 7-8 años, los gatos con enfermedad poliquística renal acaban padeciendo una insuficiencia renal.

Los propietarios piensan durante años que tienen un gato sano hasta que el riñón empieza a presentar problemas.

Como la enfermedad poliquística renal tarda tanto en desarrollarse, si no se toman medidas, la mayoría de gatos afectados habrán tenido camadas antes de presentar  los síntomas.

Esta es una de las razones de que la enfermedad poliquística renal esté tan extendida.

La otra es que es una enfermedad hereditaria de fácil transmisión: si uno solo de los padres tiene el gen portador de la enfermedad, ésta se transmitirá con toda seguridad a la camada.

Enfermedad hereditaria de los gatos persas

Tanto machos como hembras pueden padecerla, no va unida a un sexo específico.

Por eso es tan importante chequear todos los gatos persas antes de dedicarlos a la cría.

¿Como saber si un gato tiene la enfermedad?

El método más sencillo y menos invasivo es mediante ecografía.

Aunque los quistes pueden observarse desde las primeras semanas de vida, lo cierto es que lo mejor es esperar a que el gato tenga 12 meses de vida.

Imagen ecográfica de un gato con PKD
Imagen ecográfica de un gato con PKD

A esta edad todos los gatos portadores habrán desarrollado quistes y serán bien visibles con el ecógrafo.

Aconsejamos hacer una ecografía a todos los gatos persas al cumplir el primer año de vida.

Se aconseja castrar los animales portadores para evitar la diseminación de la enfermedad.

El diagnóstico precoz permite establecer medidas como dietas especiales y el uso de medicamentos que disminuyen la carga de trabajo del riñón.

Cuanto antes sepas que tu gato tiene quistes en sus riñones, antes podrás tomar medidas para ayudarle. Conseguirás que el gato viva más tiempo y con más calidad de vida.

4 comentarios en “Una enfermedad hereditaria de los gatos persas

  1. Con una alimentación adecuada y fortekor mi gato persa vivió ocho años. Tubo fallo renal de golpe ,no estaba ni anemico. Es normal le pasara esto? Es normal viviera solo 8 años estando controlado desde pequeñito?

  2. Hola Cristina, soy Lucia de Mallorca, tengo 7 años y en casa tenemos 3 gatos (negrito,lunita y peludin) y una perrita que se llama Sacha. Me encantan los animales y de mayor quiero ser veterinaria. Me encanta tiu blog, besos Lucia

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *