perro con sindrome de disfuncion cognitiva

Alzheimer en perros: síntomas, diagnóstico y tratamiento adecuado

El Síndrome de Disfunción Cognitiva (SDC) en perros, conocido como Alzheimer canino, es una enfermedad que afecta a perros mayores de 8 años.

El SDC causa olvido, desorientación, falta de memoria y alteraciones en la personalidad de los perros.

El diagnóstico es importante y se realiza mediante una correcta anamnesis y análisis complementarios.

No existe cura pero se pueden administrar fármacos, nutracéuticos y dietas especiales para ralentizar el proceso degenerativo.

Es importante que acudas a tu veterinario para recibir ayuda adecuada y cuidar bien la nutrición y el ambiente del perro.

Síndrome de Disfunción Cognitiva (SDC) en perros

El Síndrome de Disfunción Cognitiva en perros es una enfermedad neurológica que afecta a perros mayores de 8 años. Sus síntomas incluyen pérdida de memoria, desorientación y cambios en la personalidad.

Alzheimer en perros una efermedad de perros senior

Causas del Síndrome de Disfunción Cognitiva en perros

El Síndrome de Disfunción Cognitiva en perros se produce como resultado del envejecimiento del cerebro.

Este envejecimiento puede provocar cambios fisiológicos, como la acumulación de proteínas en el cerebro, que pueden afectar a la función cognitiva del perro.

Diferencias entre el SDC y el Alzheimer en humanos

Aunque el Síndrome de Disfunción Cognitiva comparte algunos síntomas con el Alzheimer en los seres humanos, hay algunas diferencias importantes.

Por ejemplo, los perros con SDC no experimentan la misma pérdida de memoria a largo plazo que las personas con Alzheimer.

Características del Síndrome de Disfunción Cognitiva en perros

El Síndrome de Disfunción Cognitiva en perros puede manifestarse de diferentes maneras en función del perro. Algunos de los síntomas más comunes incluyen:

Los síntomas aparecen en perros senior, normalmente a partir de los 8 años de edad, se caracterizan por su progresión en el tiempo y no todos los perros muestran los mismos síntomas, aquí mostramos algunos de los más comunes:

  • Desorientación en lugares que antes conocían perfectamente y menor habilidad para esquivar objetos, en ocasiones se quedan parados delante de una pared o una puerta.
  • Alteraciones de interacción social: buscan menos atención o se alejan cuando queremos darles mimos, se muestran menos contentos cuando les acariciamos, mientras que en otras ocasiones pasa todo lo contrario y piden contacto humano las 24 horas del día.
  • Alteración del ciclo del sueño: deambulan por la noche y duermen durante el día.
  • Alteración en la actividad del animal: La mayor parte de las veces no responden a estímulos a los que antes respondían. Dejan de pedir para salir a la calle.
  • Pierden hábitos que tenían aprendidos, como orinar o hacer sus necesidades dentro de casa, incluso poco después de venir de su paseo. En estos casos es conveniente descartar otras enfermedades relacionadas con la edad que puedan agravar el proceso.
  • No reconocen a sus dueños y personas de su entorno.
  • No responde a órdenes que antes conocía y le cuesta aprender órdenes nuevas.
Perro con sindrome de disfuncion cognitiva

Diagnóstico y tratamiento del Síndrome de Disfunción Cognitiva en perros

El diagnóstico del Síndrome de Disfunción Cognitiva (SDC) en perros requiere una correcta anamnesis por parte del veterinario. En esta anamnesis se tendrán en cuenta los cambios en el comportamiento, la edad del perro, la duración de los síntomas y la posibilidad de que haya otras enfermedades presentes que puedan ser la causa del problema.

Además, se pueden realizar análisis complementarios como la exploración neurológica, análisis de sangre y orina para descartar o confirmar la presencia de otras enfermedades. También es importante descartar otras causas de síntomas similares, como infecciones, tumores o enfermedades cerebrales.

Tratamiento del Síndrome de Disfunción Cognitiva en perros

Actualmente no existe un tratamiento curativo para el SDC en perros, pero sí se pueden administrar algunos fármacos que ayudan a retardar el deterioro cognitivo.

Las opciones de tratamiento incluyen nutracéuticos y fármacos que mejoran el flujo sanguíneo cerebral, como la selegilina.

También hay piensos especiales que se recomiendan para perros con Sindrome de disfunción congnitiva en combinación con estos fármacos.

Cerebro de un perro senior

Fármacos y nutracéuticos para el Síndrome de Disfunción Cognitiva en perros

Entre los nutracéutícos recomendados se encuentran la fosfatidilserina, el ácido alfa-lipoico, la vitamina E y el omega-3.

Estos nutrientes ayudan a mantener la plasticidad neuronal y a proteger las células cerebrales de los radicales libres.

Además, la selegilina es un inhibidor de la monoamino oxidasa (IMAO) que se utiliza en perros con SDC para mejorar la neurotransmisión.

Dieta especial para perros con Síndrome de Disfunción Cognitiva

En cuanto a la dieta, existen piensos especialmente elaborados para perros con SDC que contienen los nutrientes necesarios para proteger el cerebro del envejecimiento prematuro.

Estos piensos están formulados con TCM (Triglicéridos de Cadena Media) y nutrientes neuroprotectores que ayudan a potenciar la función cerebral canina.

pienso para perros con disfuncion cognitiva
Pienso Neurocare de Purina está especialmente diseñado para perros con Alzheimer

También es importante asegurarse de que el perro se hidrate adecuadamente teniendo siempre agua fresca a su disposición.

Ayuda profesional para perros con Síndrome de Disfunción Cognitiva

Es importante buscar ayuda de un veterinario para ayudar al perro a adaptarse al cambio en su comportamiento y para establecer rutinas que le ayuden a mantener un buen estado de ánimo.

En casos avanzados, puede ser necesario considerar medidas de cuidados paliativos para garantizar la calidad de vida del animal.

Prevención del Sindrome de Disfunción Cognitiva en perros.

Existen técnicas que estimulan el cerebro del perro y ayudan a enlentecer el progreso de la enfermedad:

  • Practica con órdenes que tu perro conoce para que no se le olviden y enséñale ejercicios nuevos. ¡Mantén activo su cerebro!
Proveer de juguetes y desafios al perro con alzheimer.
  • Enriquecimiento ambiental: proporciona un ambiente rico con estímulos, nuevos juegos, juegos interactivos, desfíos, etc…
  • Realiza ejercicios para estimular su olfato: esconde juguetes, objetos, comida y haz que los busque.
  • Sácalo más veces a la calle para realizar sus necesidades y prémialo cuando lo haga en el sitio adecuado.
  • Realiza ejercicio moderado habitualmente con él.
  • Evita cambios en su entorno para que pueda reconocerlo sin dificultad.
  • Pautas para que duerma mejor por las noches: realizar ejercicio antes de dormir, disminuir el ruido, mejorar el confort de su zona de descanso.
Perro agility

Ten muy presente que los perros con síndrome de disfunción cognitiva, se benefician de una vida rutinaria y de hábitos predecibles.

Además, la actividad y la estimulación mental de tu mascota, ayudarán a prevenir y retrasar la aparición de la enfermedad.

Mantener la calidad de vida del perro con Alzheimer canino

Aparte de los cuidados específicos, es importante tratar al perro con respeto y amor, y proporcionarle un ambiente seguro y confortable.

Se pueden realizar actividades para estimular su mente y mantener el vínculo afectivo, como por ejemplo pasear y jugar con él.

Además, es fundamental acudir al veterinario de forma regular para un seguimiento adecuado de su salud.

Publicaciones Similares

5 comentarios

  1. Buenos días, soy Cristina.
    Mi duda no está relacionada exactamente con esta entrada del blog, pero no encuentro ninguna que se relacione y estoy preocupada.
    Mi perro es una mezcla de ratero mallorquín, tiene 13-14 años (no lo sé seguro porque lo cogimos abandonado y no nos supieron decir exactamente la edad) y pesa 5Kg.
    El sábado pasado pasado nos despertamos y el perro casi no se movía, le llamabas y no podía venir (él siempre ha tenido mucha vitalidad y se vuelve loco cuando nos ve). Así que lo llevamos al veterinario y nos dijo que posiblemente era que le había picado una garrapata que hay aquí en León, que suelta un virus y es bastante peligrosa. Ya le picó esa garrapata el primer año que estuvimos aquí (aunque lleva puesto collar y toma pastilla antiparasitaria). Yo le comenté que me parecía que era lo de la garrapata pero sin ser lo mismo.
    Le hizo una analítica y un frotis. En la analítica sólo salía que tenía las plaquetas un poco bajas (pero nada alarmante) y en el frotis no se vio nada del virus de la garrapata. Aún así empezamos con el tratamiento: Un pinchazo (no sabría decir exactamente qué era, pero le tocaría otro dentro de 15 días); prednisona 5mg- 1/2 cada 12 horas y antibiótico una vez al día.
    El tema es que no mejora, el domingo se le hinchó mucho el cuello y llamé al veterinario y me dijo que le diera una pastilla entera de prednisona cada 12horas. Como seguía sin mejorar lo llevé al día siguiente al veterinario y le comenté que esto no era como la otra vez que le picó lo de la garrapata, que no era lo mismo. Así que le empezó a tocar y vio que el cuello le dolía, en cuanto le tocaba se ponía tenso y las dos patas delanteras, especialmente la izquierda, no la controla. Cuando se la doblaba no la devolvía a su estado natural, y la derecha conseguía ponerla bien pero con retraso. Además tiembla bastante, tiene espasmos, al caminar parece que va borracho porque se va tambaleando un poco y a veces con algún movimiento que hace se queja, sin que nadie lo toque. Además se pasa todo el rato tumbado o si está de pie se queda mirando el suelo y le cuesta mantenerse en pie.
    Él piensa que es posible que se haya dado un golpe en el cuello y que se le haya pinzado algún nervio. Yo le dije que no creía posible lo del golpe (porque tenemos otros dos perros más) porque siempre los vigilamos mucho cuando salimos y el jueves y viernes (antes de despertarnos cuando ya estaba mal) no los habíamos soltado y habían estado atados en los paseos (es cuando los dejamos sueltos que se vuelven más locos).
    Me dijo que siguiera tomando la medicación igual, a ver si mejora, pero a día de hoy no ha mejorado nada. Tiene momento en que parece que está más espabilado, pero enseguida vuelve a estar mal.
    Quería saber si ustedes podrían decirme algo porque estoy preocupada. Me da la sensación de que está sufriendo.

    Muchísimas gracias de antemano.
    (Siento todo el rollo tan largo que he soltado)

    1. Mi consejo es que lo lleves a un centro donde sepan de neurología, desconozco si hay buenos especialistas en León, de todas formas tienes el Rof Codina en Lugo a 2,5 horas de camino. Pide cita con Luciano, es un excelente profesional. (Espero que no sea tarde, no atendemos este blog a diario.)

  2. ME HA SIDO MUY UTIL.HE RECONOCIDO ALGUNOS SINTOMAS.Y ME SIRVE DE GUIA ARA INCENTIVARLA A MEJORAR SUS PROBLEMITAS.MUCHAS GRACIAS

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *