Icono del sitio Clínica veterinaria Cristina

¿Ser criador de perros es una inocentada?

Cruce de conejo con carlino

Ayer hicimos una inocentada en nuestra página de facebook.

Dábamos una primicia:

Un criador de Ferrol consigue cruzar por primera vez un carlino con un conejo enano. El parto fue mediante cesárea. Con este avance, nuestra comarca se coloca a la cabeza de la mejora genética. ¡Felicidades.!

La mayoría de la gente se dio cuenta  de la broma y se lo tomó a chanza. Pero varias personas comentaron que nos les parecía ético hacer ese tipo de cruces.

Otros fueron más lejos haciendo comentarios despectivos hacia los criadores de perros y los veterinarios que les ayudamos.

Se observa en las redes sociales una creciente intolerancia hacia los criadores de perros.

Es solo una pequeña muestra… hubo más comentarios en plan «debería daros vergüenza.»

Se extiende la idea de que los criadores son malignos mercaderes a los que solo les mueve el gusto por el dinero y la gente que quiere tener un perro de pura raza debería estar avergonzada por ello. Ellos no aman los animales [nosotros si.]

Parece como si sólo amaran verdaderamente los animales quienes adquieren un perro abandonado y por adopción.

Por eso me he animado a contar la historia que hay detrás del carlino cruzado con un conejo enano, espero que sirva para que haya menos intolerancia y ayude a establecer vínculos entre todos los amantes de los perros.

La historia de Bang Bang

Estábamos en el mes de Agosto.

Cuando vi por primera vez la foto del cruce de carlino con un conejo enano vino a mi recuerdo Bang Bang y pensé que sería buena idea para hacer una broma el día de los Santos Inocentes.

No dijimos nada de Bang Bang en el Facebook de Polito por respetar su privacidad, pero no me extrañó que uno de los primeros en comentar la foto fuera él:  

Bang Bang es una perra Carlino que llevamos dos años intentando dejar preñada y esta vez Polito Bermudez me ha dado permiso para hablaros de ella.

Bang Bang tiene celos muy irregulares que dan unas citologías complicadas de interpretar, ni siquiera muestra de forma clara el comportamiento propio de una perra en celo.

Aunque Polito jamás ha conseguido criar con Bang Bang, nunca ha dejado de intentarlo por todos los medios. No somos los primeros veterinarios que tratamos a Bang Bang.

Este verano, después de un año trabajando con ella, por fin conseguimos que la perra entrara en celo.

Polito nos traía a Bang Bang cada dos días a la clínica para controlar sus niveles de progesterona: varios días con resultados de niveles basales, 0,3 – 0,25 – 0,4 ng/ml y todos (sin decirlo) empezamos a pensar que pasaría lo mismo de la última vez y no tendríamos ovulación.

El 1 de Septiembre la progesterona subió a 1,6 y se nos iluminó la cara. Reenvié el análisis a Polito y rápidamente hablamos por teléfono:

– Son niveles propios de subida de pico de LH,  hay muchas posibilidades de que ovule.

Era Jueves, Polito debía coordinarse con el dueño del macho (vive en Sada,) para hacer la primera monta el Lunes 5 de Septiembre.

Ante la irregularidad de Bang Bang decidimos hacer una primera inseminación el Sábado 3 de Septiembre.

Serviría para ver como era el primer contacto de Bang Bang con el macho, además esa primera eyaculación mejora la calidad del semen de las siguientes montas, cuando la perra ya estará en el momento de máxima fertilidad.

Todo salió genial, el día 3 Bang Bang aceptó al macho como si fuera el primer amor de su vida (ojo solo como novios, Bang Bang es muy suya y solo acepta inseminación artificial.)

Solo había que esperar al día 5 que sería el de máxima fertilidad.

El hombre propone y Dios dispone.

El día 4, Polito me manda un whatsapp:

No podía creerme lo que estaba leyendo. ¿Dos años esperando y ahora resulta que se muere el macho?

– no jorobes… ¿estás de broma? ¿como que se ha muerto? ¿un golpe de calor?

-No saben, apareció muerto esta mañana.

– Tienes que buscar otro macho como sea de aquí a mañana.

Fue mi consejo. Para mi, como veterinario, era un reto dejar a Bang Bang preñada.

Después de dos años lo teníamos en la punta de los dedos: la teníamos a ovulando, estaba tan obsesionado con dejar a Bang Bang preñada que la contestación de Polito me dejó frío.

–  He decidido que no la cubro con otro perro, o queda preñada de Coscu o espero al siguiente celo.

– Y yo: Estas loco, con una sola monta y tan temprano, las posibilidades de que quede preñada son muy bajas. Si quieres tener una camada hay que buscar otro macho como sea y cubrirla el día 5 y el 7.

Polito: ¿Crees que ha podido contagiarle algo.?

– Tu tranquilo, si el perro ayer quería montar y lo viste bien, es que estaba sano, ha tenido que ser algo accidental, casi imposible que sea algo crónico que implicaría más riesgo. Además has practicado inseminación, eso reduce todavía más cualquier peligro.

Y vuelta a lo mio, insistiendo en que buscara otro cruce. Pero a pesar de mi empecinamiento, Polito me dió unos argumentos que no pude rebatir y reconozco que con ello me dio una lección de lo que es ser un criador de perros.

Un profesional.

Polito tiene reconocido prestigio como handler canino, actualmente está moviendo algunos de los mejores frenchies que se están criando en España, pero lo que nunca imaginé es que tuviera unos principios tan firmes como criador.

Lo primero que me dijo es que si la cruzaba con otro perro, los cachorros podrían ser hijos de los dos machos.

Esto implicaba tener que hacer pruebas de paternidad para asegurar quién era el padre de cada cachorro y dar un montón de explicaciones, algo a lo que no estaba dispuesto.

Bang Bang.

Y lo segundo y más importante es que él no cruzaba a su perra con cualquiera. Si había elegido a Coscu es porque era el macho que mejor se adaptaba a las características de Bang Bang.

– O con el difunto Coscu, o con ninguno. A ver si tenemos suerte y queda preñada.

A pesar de todo, Polito accedió a gastar más dinero y hacer la enésima progesterona, le habíamos recomendado que, de cara a próximos celos, era importante confirmar si la perra finalmente había ovulado.

Dia 5 Septiembre, progesterona: 11,3 ng/ml.

¡Bang Bang había ovulado como una campeona.!

El problema es que no podíamos hacer más montas en los días que iban a ser de máxima fertilidad.

Solo quedaba esperar, nos agarramos a la tempranera monta del día 3 como a un clavo ardiendo…

Ecografía de gestación el día 28 de Septiembre: negativo.

Cara de circunstancias y vuelta a empezar. Acordamos en dejar a la perra un tiempo en reposo hasta que pasara el anestro y después volveríamos a intentarlo…

Amantes de los perros.

Mucha gente piensa que los criadores de perros son unos peseteros que solo piensan en el dinero. Que «se forran» vendiendo cachorros.  También se piensa lo mismo de los veterinarios que trabajan con ellos.

Pero lo que no saben es que hacer un perro campeón cuesta mucho dinero: viajes de fin de semana a las ciudades donde se celebran las exposiciones, peluquería, alimentación, veterinarios, etc, etc, etc…

Si vendiendo los cachorros consiguen cubrir gastos, la mayoría de criadores se dan por satisfechos. Y si sobra algo,  los que yo conozco al menos, se lo gastan en nuevos perros, nuevos cruces, nuevas montas. Muchos no cubren gastos. Es su pasión.

Seleccionar perros es una actividad que la humanidad lleva haciendo durante miles de años.

Siglos de domesticación y selección de razas han contribuido a formar perros que cada vez son más afectivos, socialmente más dependientes, perros capaces de generar fuertes vínculos con quienes tenemos la suerte de convivir con ellos y además son bonitos.

Por eso espero que este artículo ayude a algunas personas a matizar sus perjuicios morales y al menos sirva para que vean con una mentalidad más abierta a otros que como ellos, también disfrutan con los animales.

Salir de la versión móvil