Icono del sitio Clínica veterinaria Cristina

¿Tiene hipertiroidismo mi gato?

¿Qué es? El hipertiroidismo felino es una enfermedad endocrina muy común en gatos senior.

Se calcula que afecta a 1 de cada 10 gatos de más de 12 años, aunque puede aparecer en cualquier momento de la etapa senior (a partir de los 8 años.)

Son gatos mayores, aparentemente felices, la enfermedad acelera el metabolismo y eso hace que tengan mucha actividad y un excelente apetito… Y este es el principal problema: parecen más sanos que nunca.

Los propietarios tardan demasiado tiempo en darse cuenta de que su gato está enfermo.

¿Cuando debemos sospechar de hipertiroidismo?

A continuación vamos a explicar los 10 signos más comunes en gatos hipertiroideos, del más frecuente al menos frecuente.

Pero OJO, lo normal es que solo aparezca alguno, no esperes que tu gato los tenga todos.

Intentan compensar la pérdida de calorías que produce el aumento del metabolismo.

Es la consecuencia de tener el metabolismo «acelerado.»

Este signo es siempre preocupante, porque significa que la enfermedad empieza a afectar a otros órganos.

 No te acostumbres a que tu gato vomite sin motivo.

Cuando se estresan abren la boca para respirar.

Lo es normal es pensar: «se ha vuelto viejo.»


Si has visto retratado a tu gato con alguno de estos signos, deberías considerar que sea hipertiroideo, te recomendamos que reserves cita, no lo dejes pasar.

El hipertiroidismo, si no se trata, tiene un desenlace fatal, los gatos hipertiroideos acaban muriendo por fallo renal o cardíaco. Hoy día existen tratamientos eficaces, que devuelven a la normalidad los niveles hormonales, consiguiendo un re-equilibrio de todos los órganos alterados.
En Cristina Veterinarios, llamamos al hipertiroidismo el «asesino silencioso» porque cuando se manifiesta suele ser demasiado tarde.

Recomendamos chequear las hormonas tiroideas de todos los gatos mayores de 10 años.

El mejor tratamiento es el diagnóstico precoz, si sospechas que tu gato puede ser hipertiroideo, no lo dudes y pide cita.

Otras enfermedades en que los gatos beben más de lo normal:

Salir de la versión móvil