Icono del sitio Clínica veterinaria Cristina

Gatos callejeros positivos y negativos.

Gato cazado por una protectora para hacer test felv-fiv

Enfermedades frecuentes en gatos callejeros.

Voy a hablaros de una problemática que se plantea en las colonias de gatos callejeros.

Se calcula que un 10% de estos gatos,

o bien son positivos a leucemia felina, o al famoso síndrome de inmunodeficiencia, más conocido como sida felino.

Viene a colación de una pregunta que me han hecho al blog,

me parece que puede ser interesante para todos:

«Estamos cuidando una colonia felina de unos 7 miembros y hemos detectado el síndrome de la inmunodeficiencia felina en uno de los machos. Dado el mal estado del animal, fue llevado a una clínica veterinaria y previa valoración profesional, se optó por eutanasiarlo.
Somos conscientes de que podría haber más ejemplares infectados. Sin embargo, no tenemos muy claro como actuar. ¿ Por favor, podría darnos algún tipo de indicación?
Un cordial saludo.»

El dilema moral de los gatos callejeros.

¿Cómo debemos actuar?

Es una pregunta interesante, porque encierra un dilema moral.

Todo depende de qué consideremos más prioritario:

Si lo vemos desde un punto de vista científico, el sacrificio de los individuos portadores del virus es la forma más eficaz de evitar nuevos contagios.

Los que están a favor de esta estrategia piensan que si liberamos gatos que sabemos positivos,

Somos responsables de los futuros contagios que vayan causar.

Pero hay más formas de ver el problema.

Otros consideramos que la eutanasia debería usarse exclusivamente para aliviar el sufrimiento, cuando la enfermedad es incurable, nunca para prevenir sus posibles consecuencias.

Resulta evidente que trabajamos con gatos callejeros para mejorar su calidad de vida, pero la responsabilidad no debe llegar hasta el punto de garantizar riesgo 0 a cualquier peligro que puedan verse expuestos.

Todo depende de la visión ética y moral de cada uno. Ética y moral pertenecen a nuestra esfera más íntima y personal y son difíciles de cambiar. Deberían ser respetadas en todo caso.

Voy a intentar explicarte mi visión personal del problema.

Normativa de gatos callejeros Vs Eficacia de los test.

¿Te está gustando?

Pues suscríbete la Crisletter para recibir actualizaciones.

Semana que no estás suscrito, consejo que te pierdes.

(No hace falta que te suscribas si ya recibes correos de Cristina Veterinarios.)

Creo que si un gato no tiene síntomas de estar enfermo, debería devolverse a su colonia aunque sea positivo.

De hecho, solo aconsejo hacer test a los gatos que vayan a ser adoptados, solo en caso de que vayan a compartir hogar con otros gatos.

También en caso de que estén enfermos por otra causa.

La problemática de los test de detección Felv-Fiv

Los gatos callejeros son medio salvajes, hay que cazarlos al vuelo y determinar con un único test si practicar la eutanasia si sale +

El problema es que estos test fallan más que un ciego en tiro con arco.

Test ELISA para Felv-Fiv

Los test Felv y Fiv son kits de detección rápida que utilizamos los veterinarios sobre el terreno.

Son económicos y dan resultados inmediatos.

Ambos test se basan en el sistema llamado ELISA, sin embargo hay diferencias entre ellos, mientras que en el caso del Felv se detecta la propia presencia del virus en la sangre del gato,

en el caso de sida felino (Fiv), solo detecta los anticuerpos que haya podido generar el sistema inmune del gato, pero no marca el virus propiamente dicho.

Y aquí viene el dilema:

La enfermedad solo se vuelve incurable, si el virus consigue alcanzar la médula ósea.

Imagina que la médula es la gran fábrica de nuestro sistema inmune. Si el virus se instala allí, todo está perdido.

Cuando los primeros hackers descubrieron como actuaban los retrovirus, empezaron a llamar virus a su software.

Los retrovirus penetran en las células de su víctima con el mismo sistema que usan los hackers para entrar en sistemas ajenos.

Una vez dentro, se enchufa en el sistema reproductor de las células de su víctima y las ponen a producir miles de copias de si mismos.

A lo bestia. ¿Viste Walking Dead?

Pues así.

El problema es que hay que sedar al gato, tomar muestras de la médula ósea, después mandar muestras al laboratorio especializado, más caro y más lento.

A ver que haces con el gato esperando durante días a que lleguen los resultados…

Los costes se disparan.

Así pues, si solo nos basamos en los test rápidos, estaremos sacrificando aquellos animales que están sanos, o están demostrando que son capaces de mantener el virus lejos de la médula.

Hay otra cuestión de la que se habla muy poco.

Sin embargo la considero fundamental para abordar el problema: 

los test consumen una buena parte de los recursos económicos de las asociaciones,

y esto pone en solfa la eficacia de los programas de detección de seropositivos en las colonias de gatos callejeros.

Las protectoras de gatos.

¿Te está gustando?

Pues suscríbete la Crisletter para recibir actualizaciones.

Semana que no estás suscrito, consejo que te pierdes.

(No hace falta que te suscribas si ya recibes correos de Cristina Veterinarios.)

He trabajado con protectoras a lo largo de mi carrera, que gastaban el poco dinero que tenían a lo loco.

¿Para qué tanto test?

¿No sería mejor gastar el dinero en otra cosa?

Por ejemplo: en alimentar mejor a los gatos.

Está demostrado que la desnutrición es el principal factor predisponente para dar la victoria al retrovirus.

La explicación es sencilla: el hambre crea ansiedad, estrés e inmunodepresión. Lo último que necesita un seropositivo.

Los gatos bien alimentados suelen vencer ambas enfermedades, o al menos mantener el virus a raya un largo periodo de tiempo.

Además, la principal forma de contagio de ambas enfermedades es a través de los mordiscos por peleas en la época de celo. En el caso del Fiv, la enfermedad también pasa de la madre a los cachorros si ésta se contagia durante la gestación.

Por otro lado no hay que dejar de tener en cuenta que eliminar los gatos positivos no evita que la colonia siga expuesta al contagio de otros gatos contagiados por el virus.

Según estas premisas, pienso que es más rentable gastar el dinero en esterilizaciones preventivas que en unos test que fallan más que un repuesto de los chinos.

Las asociaciones protectoras de gatos no están para malgastar el poco dinero que tienen.

Es mejor invertir en castraciones tempranas y alimentación, que tirar el dinero realizando test rápidos de Felv – Fiv.

¿Tú qué opinas?

Suscríbete a la Crisletter:

No se si entiendes mucho o poco de perros y gatos, pero puedo asegurarte que si entras en mi newsletter mejorarás el vínculo con su mascota.

Así de sencillo.

Semana que no estás suscrito, consejo que te pierdes.

Darse de alta es gratix, darse de baja también.

(No hace falta que te suscribas si ya recibes la Crisletter de cristinaveterinarios.com)

Salir de la versión móvil