Icono del sitio Clínica veterinaria Cristina

Mi gato no usa el arenero. Orina por todos lados.

gato en su bandeja

Los gatos dejan de usar el arenero y comienzan a orinar por toda la casa es porque hay algo que les está alterando y debemos hacer una labor de investigación para determinar la causa.

Una cosa ha de quedar clara: no lo hace por venganza.

Puede que al gato no le guste estar tanto tiempo solo, pero nunca lo hará por venganza.

Cuando un gato hace pis en todos lados y le castigas por ello, solo consigues estresarlo más. El gato no relaciona el castigo con sus acciones previas ocurridas mucho tiempo antes.

Siempre existe una razón para este cambio de comportamiento.

El primer paso será una consulta en la clínica, para descartar una posible enfermedad.

Las infecciones urinarias o la presencia de cálculos hacen la micción dolorosa, el gato asocia el dolor a la bandeja e intentará evitarla.

Otra posibilidad es que padezca diabetes que incrementa la frecuencia de micción, haciendo complicado alcanzar la bandeja cada vez que lo necesita.

El problema, puede no tener relación con el aparato urinario: por ejemplo, si el gato tiene artritis, puede ser que sienta dolor al tener que subirse a la bandeja y le sea más fácil hacerlo en la alfombra.

Si no no hay razones médicas, es necesario investigar otro tipo de causas. Entre las causas más frecuentes se encuentran aquellas que están causando malestar y estrés en el gato.

Es muy frecuente que lo hagan por marcaje, es una forma de mandar un mensaje a otros gatos y pueden hacerlo tanto hembras como machos.

La forma más fácil de evitarlo es mediante la esterilización o castración. Pero si así no resolvemos el problema, puede complicarse la solución.

El marcaje puede darse porque otro gato (incluso un gato que él ve desde la ventana) o algún miembro de la familia, están causándole ansiedad. Una persona nueva en la casa, o un niño que le persigue, puede ser causa suficiente.

Si el gato hace pis por toda la casa y no es por marcaje, entonces la causa puede estar en algún cambio en la casa que haga sentir a tu gato inseguro.

Cualquier factor cerca de la bandeja, que le haga sentir miedo, puede hacer que deje de utilizarla. Por ejemplo una nueva lavadora.

Existen indicios de un problema de localización si observamos que el gato orina en lugares protegidos, como dentro de un armario, debajo de un sofá o de unas escaleras. También si el gato orina en un nivel de la casa distinto de donde tenemos la bandeja.

Si hay un perro en casa, vigila que no moleste al gato mientras está en la arena. El gato puede asociar la bandeja a una emboscada y evitará usarla.

Los gatos son muy exigentes por naturaleza y no utilizarán un arenero que no sea de su agrado.

A veces no usan el arenero por que está demasiado sucio. Si te retrasas en cambiar la arena, intenta hacerlo a diario. Si tú puedes oler la bandeja, tu gato también lo hará.

Otras veces el problema es que no les gusta el tipo de arena. Una nueva arena, con distinta textura o distinto olor puede ser la causa.

Los gatos desarrollan desde jóvenes, preferencia por una determinada textura de arena y en ocasiones cambian su preferencia de la noche a la mañana, sin que se sepa muy bien la causa.

Muchos fabricantes perfuman la arena para hacerla más atractiva a los propietarios, sin embargo los gatos suelen preferir arenas sin olor.

Otras veces el problema es la propia bandeja, es demasiado alta, demasiado pequeña o le molestan los bordes, normalmente no les gustan las bandejas tapadas.

Si hay más de un gato en casa, se necesitan varios areneros. Una regla es que debe haber una bandeja más que gatos hay en la casa.

Puede intentarse poner la comida en la zona donde están orinando indebidamente. También puede ayudar poner trozos de algodón impregnado en zumo de limón o trozos de papel de aluminio.

Debe limpiarse las zonas en las que hace pis con detergente enzimático, nunca con lejía o amoniaco.

En otras ocasiones puede solucionarse el problema poniendo la bandeja en el sitio donde orinan indebidamente y cuando lleven un mes utilizando la bandeja, moverla muy poco a poco a un lugar más conveniente.

Aunque puede ser complicado, con paciencia, siendo observadores y con ayuda de nuestros veterinarios, conseguirás acabar con los problemas de eliminación inadecuada de tu gato.

Artículos relacionados que pueden interesarte

Salir de la versión móvil