Icono del sitio Clínica veterinaria Cristina

No dejes un tumor sin mirar.

Según envejece nuestra mascota es posible que acabe apareciendo alguna masa en la piel de nuestra mascota.
Nuestra mascota seguirá haciendo una vida feliz, como si nada hubiera pasado y eso hace que mucha gente no se preocupe por estas formaciones, sin embargo no es buena idea ignorarlas.

Por desgracia, mirando y tocando un tumor, no es posible saber si es benigno o maligno.
Cualquier masa, especialmente en perros y gatos mayores, debe ser investigada para saber su grado de malignidad.

En Cristina Veterinarios, recomendamos a los propietarios que adquieran el hábito de buscar masas en la piel.

Los días de baño o cepillado, son el mejor momento para hacerlo.
Los tumores suelen aparecer en piel, boca, mamas y ganglios.

Muchos tumores de piel se curan con cirugía, pero en ocasiones representan la punta de un iceberg que esconde una enfermedad más extendida.

Por eso es tan importante hacer una revisión anual a perros y gatos mayores de 8 años. La analítica nos ayudará a detectar problemas internos que de otra manera pasarán desapercibidos.

Además podemos tomar una pequeña muestra del tumor para examinarla en el microscopio y determinar si se trata de un tumor benigno o si por el contrario se trata de un tumor maligno con posibilidades de extenderse.

En ocasiones no es posible determinar en la clínica si las células son malignas o benignas y recomendamos quitar el tumor para mandarlo analizar.

¿Ha crecido rápidamente?
¿Se ha ulcerado?
¿Está fijado al cuerpo?
¿Tiene un color distinto al de la piel?

Contestaciones afirmativas aumentan las probabilidades de que el tumor sea maligno, sin embargo no hay un criterio específico para saberlo. Con tocarlo no es suficiente.

Además los tumores benignos tienen potencial para convertirse en malignos a lo largo del tiempo, por lo que deben controlarse regularmente.

En nuestra clínica siempre decimos: «lo único bueno que puede hacer un tumor es quedarse como está, el resto es todo malo.»

Las opciones de tratamiento son mayores, cuanto antes se diagnostica y se trata.
Sin embargo según progresa la enfermedad, las posibilidades de tratamiento se reducen y tienen peor pronóstico.

Por eso si ves un tumor, no es buena idea dejar pasar el tiempo sin hacer nada, el tiempo corre en contra de tu mascota.

Otro artículo en que hablamos de tumores:

Salir de la versión móvil