Gato muy obeso sentado

Como hacer que tu gato adelgace con un pienso para gatos obesos.

Si has llegado hasta aquí es porque tienes un gato que está gordo, quizás demasiado gordo y estás buscando el mejor pienso para gatos obesos. Quieres poner tu gato a dieta.

En este artículo vamos a explicarte cómo poner en marcha un programa eficaz de reducción de peso para gatos obesos.
Te recomendamos el mejor pienso para controlar el peso de gatos obesos y te enseñamos a utilizarlo correctamente.

El éxito de un programa de reducción de peso no depende sólo del tipo de pienso utilizado, no se trata de “le doy un pienso light y ya está.”

Además de usar el alimento adecuado, debemos tener en cuenta otros factores que son imprescindibles para conseguir que tu gato deje de estar gordo.

El mercado está inundado de piensos light que no han conseguido evitar que cada vez haya más gatos obesos.

La motivación es importante.

Si has llegado hasta aquí suponemos que ya estás concienciado de que tu gato está demasiado gordo y que hay que tomar medidas.

Haces bien en preocuparte porque la obesidad es uno de los factores de riesgo más importantes para la salud de un gato.

Y es que los gatos obesos están en riesgo porque la más benigna enfermedad pueden causarles la muerte.

¿Crees que exageramos? Pues no, no es por meter miedo, es totalmente cierto.

Cuando un gato obeso deja de comer dos o tres días, su organismo intentará aprovechar la abundante cantidad de energía almacenada en forma de grasa.

Hasta aquí todo bien, como el gato no come, su cuerpo trata de aprovechar la energía previamente almacenada, tiene lógica.

¿Entonces, cual es le problema.? Pues que para aprovechar la energía contenida en el exceso de grasa, el hígado de tu gato se verá forzado a trabajar en unas condiciones para las que no está realmente preparado y acaba sufriendo un colapso generalizado que los veterinarios conocemos como lipidosis hepática.

Gato obeso enfermo

Cuando viene a nuestra clínica un gato obeso que lleva más de dos o tres días sin comer, sabemos que tenemos que enfrentarnos a dos enfermedades: una es la que hizo que el gato perdiera el apetito y la otra la insuficiencia hepática por degeneración grasa que estará sufriendo su hígado.

En definitiva, lo que para un gato normal puede ser una ligera enfermedad de estar pachucho 3 o 4 días, para un gato obeso puede acabar degenerando en un fallo hepático de graves consecuencias.

Además si tu gato está gordo, tendrá muchas papeletas para sufrir otras enfermedades derivadas de la obesidad, como la artrosis, obstrucciones del tracto urinario o diabetes tipo 2.

Pero como has llegado hasta aquí, ya debes estar concienciado, así que no voy a extenderme en estas cuestiones.

Pasemos a explicar una dieta para gatos obesos paso a paso.

Nuestro programa solo funciona en gatos gordos que están sanos.

La primera cuestión que hay que tener clara es que nuestro programa de reducción de peso para gatos obesos, sólo sirve si tu gato es adulto y está sano.

Lo ideal sería descartar que existe algún problema metabólico que impide a tu gato tener un peso normal.

El programa no sirve para gatos jóvenes en periodo de crecimiento.

Ciertos medicamentos interfieren el metabolismo del gato, por lo que tampoco debe utilizarse en gatos que están bajo prescripción, en estos casos es mejor que hables con tu veterinario antes de poner el gato a dieta.

El origen del problema: ¿Por qué engordan los gatos?

Cualquier mamífero engorda si ingiere más calorías de las que gasta en energía vital.

Así de simple, algo parecido al saldo de una cuenta bancaria: cuando hay más ingresos que gastos, el saldo crece.

En nuestro caso, el saldo de la cuenta es la cantidad de energía sobrante que el gato va almacenando en forma de grasa.

Está claro que influye la genética y la castración (no todos los gatos tienen la misma facilidad para engordar,) pero también influye y de manera decisiva el estilo de vida de nuestro gato.

Los gatos que tienen comida 24 horas al día a su entera disposición, gastan menos calorías que los gatos callejeros que deben buscarse su comida.

Los gatos de piso que nunca salen a la calle gastan menos calorías que los que salen al exterior.

Gata gorda tumbada en un sofá.

O sea que si tienes un gato de piso, que le encanta estar tumbado en el sofá y al que mantienes siempre lleno el comedero, le va a ser muy difícil quemar más calorías de las que ingiere. Es el candidato perfecto para gato obeso.

Nuestros gatos domésticos viven una situación antinatural:  la disponibilidad de comida está permanentemente asegurada sin ningún tipo de esfuerzo.

El gato salvaje es un depredador, su comportamiento alimentario está ligado a la caza. Se pasa el día acechando presas a las que consigue dar caza de una en una. Solo uno de cada 15 intentos tiene éxito.

Gato cazando una presa

Los gatos domésticos han heredado este instinto, tienen la necesidad natural de comer pequeñas cantidades de comida en varias tomas a lo largo del día, no se parecen a los perros que pueden alimentarse perfectamente con una sola toma diaria de alimento.

Por instinto, una poderosa fuerza interior empuja a tu gato a realizar varias comidas a lo largo del día y se sobrealimenta porque, a diferencia de lo que sucede en la naturaleza, dispone de más comida de la que necesita y además le resulta demasiado fácil conseguirla.

Gato con pienso a libre disposicion

O sea, que para que el programa de reducción de peso funcione hay que tener en cuenta tres cuestiones básicas:

  • El gato debe comer menos calorías de las que ha estado comiendo hasta ahora.
  • El gato no puede tener a su disposición todo el pienso que le de la gana. Debemos establecer una cantidad de pienso diaria basada en sus necesidades reales.
  • Para que el programa tenga éxito, el gato debe comer la cantidad de pienso recomendada en varias tomas repartidas a lo largo del día, imitando su forma natural de alimentarse.

A continuación vamos a explicarte algunos trucos conseguir estos objetivos, para ello lo primero que hay que saber  es calcular el peso objetivo de tu gato.

Calculando el peso ideal de tu gato.

El primer paso para saber la cantidad de pienso debe comer tu gato, es calcular su peso ideal.

No podemos calcular el pienso que necesita basándonos en su peso actual, ya que ahora su peso es  muy superior al normal, debemos basarnos en su peso ideal, que en adelante llamaremos peso objetivo.

Para calcular el peso objetivo debemos estimar su excedente de grasa actual. Existen varios sistemas para medir la condición corporal de un gato, aquí voy a explicarte uno de los más sencillos.

El método consiste en puntuar a nuestro gato en una escala que va del uno al cinco. En realidad solo vamos a centrarnos en los gatos que están en la escala entre el 3 y el 5, ya que 1 y 2 se utilizan para puntuar gatos que están demasiado delgados que no es el caso.

Diremos que un gato tiene condición corporal 3 si está en su peso ideal, no está ni demasiado gordo, ni demasiado delgado. Su peso es el adecuado.

El gato tipo 3

Cuando palpamos la zona del tórax de un gato tipo tres, notamos fácilmente las distintas costillas, podemos pasear las yemas de los dedos entre los espacios que van entre costilla y costilla. Existe una ligera capa de grasa debajo de la piel, pero es tan fina que no impide que se palpen perfectamente las costillas.

Palpando las costillas de un gato para medir su condicion corporal
Palpación del torax de un gato para comprobar si la grasa depositada nos permite apreciar las costillas.

Cuando vemos un gato tipo tres desde arriba, puede observarse perfectamente su cadera, el abdomen no está redondeado y no le cuelga grasa de la barriga.

Gato tipo 3

Seguramente tu gato no puede puntuarse con un tres, ya que está claro que si te interesa este artículo es debido a que tu gato está lejos del peso ideal.

La puntuación de la condición corporal de nuestro gato nos sirve para calcular el % de peso que debe de perder.

El gato tipo 4

Vayamos ahora con el tipo 4, aquí empezamos a hablar de gatos que tienen algún grado de sobrepeso.

Cuando el gato está en tipo 4 es mucho más difícil palparle las costillas, presionando con las yemas de los dedos se consigue, pero cuesta mucho. Hay mucha grasa acumulada entre la piel y las costillas haciendo de colchón que nos dificulta palpar el hueso con los dedos.

Gato en condicion corporal tipo 4

Si lo vemos desde arriba, la cintura casi no se le diferencia, el abdomen está claramente redondeado y suele colgarle algo de grasa pendulante en la barriga.

Si tu gato tiene una condición corporal de cuatro, le sobra un 20% de peso para alcanzar su peso ideal.

El gato tipo 5:

Finalmente llegamos al tipo 5, los gatos tipo cinco son los escandalosamente obesos, está claro que la situación se les ha ido de las manos.

En estos gatos es imposible distinguir las costillas con las yemas de los dedos, tienen tal cantidad de grasa subcutánea que no nos permite distinguir el hueso de la costilla.

Gato muy gordo, tipo 5

Desde arriba, no tienen cintura, la abundante grasa impide que diferenciemos donde acaba el torax y empieza la cadera. El abdomen es tipo tonel y tienen abundante grasa colgando de la barriga.

Si tu gato tiene una condición corporal de cinco, debes establecer su peso objetivo restando a su peso actual un 40%.

Condicion corporal en vista dorso-ventral
Puntuación de la condición corporal mirando el gato desde arriba.

Veamos un ejemplo: supongamos que tenemos un gato que pesa 5,5kg y hemos estimado que su condición corporal actual es de 4. En este caso su peso ideal será un 20% menos que el actual, o sea a 5,5kg – 20% = 5,5 x 0,8 = 4,4kg

Debemos calcular la dosis diaria de pienso correspondiente a un gato de 4,4 kg.

Casos intermedios.

Puede ocurrir que tengamos un gato al que después de mucho palpar presionando con las yemas de los dedos, acabamos notando la costilla. Si apreciamos la costilla, habría que puntuarlo como tipo 4, pero lo cierto es que cuesta mucho hacerlo y dudamos si será un tipo 5.

Pues bien, cabe la posibilidad de puntuar a ese gato con 4,5 (su condición corporal está entre 4 y 5) en cuyo caso su peso objetivo será el que resulte de restar un 30% a su peso actual.

También podemos puntuar con 3,5 si consideramos que el gato empieza a estar rellenito, palpamos la costilla sin mucho esfuerzo, sin embargo es evidente que empieza a estar regordete, sin llegar al tipo 4.

En este caso deberíamos calcularle una reducción del 10% a su peso actual.

Tabla resumen de exceso de peso según condición corporal.

Puntuación Corporal 3,5 4 4,5 5
Exceso de Peso 10% 20% 30% 40%
Duración del programa (semanas) 16 18 20 22

La mejor forma de pesar un gato en una báscula de baño, de las que tenemos en casa, es pesarnos con el gato en brazos y después volvernos a pesar sin él. La diferencia será el peso de nuestro gato.

Bien, ya sabes calcular el peso objetivo de tu gato, ahora vamos a explicarte cuál es el mejor alimento para conseguirlo.

Selección del pienso para gatos obesos

Como vamos a restringir las calorías que come nuestro gato, no debemos hacerlo con cualquier pienso, necesitamos un pienso que contenga la menor cantidad de calorías en el mayor volumen de pienso posible.

Así conseguiremos el doble objetivo de que el gato coma menos calorías y que además se sienta saciado.

El mejor pienso para gatos obesos: Feline Satiety
Pienso Satiety Support de Royal Canin

Nosotros recomendamos el pienso Feline Satiety de Royal Canin,  es un pienso bajo en grasa y con un porcentaje alto en fibra con una densidad calórica realmente baja.

El primer pienso de adelgazamiento que sacó Royal Canin se llama Feline Obesity y todavía sigue en el mercado, pero unos años después formuló el Feline Satiety con una mezcla de fibras es mucho más saciante que supera al antiguo Obesity y otros piensos del mercado.

Feline Satiety es el pienso que mejores resultados nos está dando en reducción de peso: el gato baja de peso al tiempo que se siente saciado y no presenta comportamiento implorante.

Como es un pienso específicamente diseñado para reducción de peso, tiene mayor cantidad de proteínas, vitaminas y minerales por cada caloría ingerida, lo que asegura que tu gato ingiere los nutrientes adecuados durante el periodo que vamos a restringir su ingesta de calorías.

El Feline Satiety contiene altos niveles de proteína por unidad calórica (111 gr/1000 Kcal) que permiten preservar la masa muscular incluso con restricciones de hasta un 40% de la energía.

Hay gran variedad de piensos que usan reclamos publicitarios como “indoor” “poco activos” “light” etc… Sin embargo pocos piensos que cumplen las normas nutricionales específicas para poder ser considerados verdaderamente piensos de baja densidad calórica, el Feline Satiety es uno de ellos y por eso lo recomendamos.

marcas pienso light para gatos

En un estudio realizado en 2010, se evaluaron 93 piensos calificados como “light” y no solo se encontró que entre todas ellas había grandes diferencias en concentración energética, sino que además más de la mitad de los piensos excedían la máxima concentración energética recomendada para poder ser consideradas “light.”

Como calcular la cantidad de pienso Feline Satiety que necesita nuestro gato.

Una vez que sabemos el peso objetivo y el pienso que vamos a utilizar, el siguiente paso es calcular la cantidad de pienso que debe comer nuestro gato.

El programa se basa en la idea de que el gato debe perder peso lentamente, de forma paulatina y segura.

Si la pérdida de peso es demasiado rápida, además de ser peligroso para la salud de tu gato, se produce el efecto memoria por el que el cuerpo recuperará el peso con facilidad una vez acabado el tratamiento.

Con este programa le daremos al gato el 65 % de las calorías que serían necesarias para mantener su peso ideal.

Vamos a calcular las calorías que necesita el gato de nuestro ejemplo al que antes hemos calculado un peso ideal de 4,5 kilos.

Las calorías pueden calcularse de varias formas, pero la más sencilla es utilizar la siguiente ecuación: multiplicar por 30 el peso y sumar 70.

Para nuestro gato de ejemplo sería: 4,4 kg x 30 = 132 + 70 = 202 Kcalorías al día.

Pienso para gatos obesosPero ya hemos dicho que para que pierda peso, debemos ofrecerle menos calorías de las que necesita, solo así conseguiremos que baje el saldo de su cuenta corriente.

Nuestro programa está  diseñado para que consuman el 65% de las calorías que serían necesarias para su mantenimiento, en nuestro caso: 0,65 x 202 kcal = 131 Kcalorias diarias. (Restricción calórica del 35%)

En esta tabla tienes la cantidad de gramos diarios que debe comer tu gato del Feline Satiety en función de su peso objetivo:

Peso Objetivo Dosis diaria
4,0 kg 41 gr
4,5 kg 45 gr
5,0 kg 48 gr
5,5 kg 52 gr
6,0 kg 56 gr
6,5 kg 59 gr
7,0 kg 62 gr
Estas cantidades están calculadas para una restricción de las necesidades calóricas  del 35% y basadas en la cantidad de calorías que tiene el pienso Feline Satiety de Royal Canin.

Si quieres utilizar otro tipo de pienso, debes calcular las necesidades calóricas de tu gato según la fórmula que acabamos de explicar y preguntar al fabricante la cantidad de energía de su producto.

Los piensos para reducción de peso deben andar alrededor de 3.000 kcal/kg.

Te aconsejo que no te fíes de las cantidades recomendadas en los sacos y que hagas los cálculos adaptados a tu gato por ti mismo.

Pero todavía no hemos acabado, ahora vienen algunos trucos para hacer que el programa funcione y tu gato no se pase todo el día pidiendo comida.

Trucos para usar con éxito nuestro programa de reducción de peso para gatos.

Ya sabes cúal es el peso objetivo de tu gato y la cantidad de pienso que tiene que comer al día, ahora vamos a explicar una serie de trucos para que el plan de reducción de peso de tu gordinflón tenga éxito.

El típico gato gordo y sibarita.

Tu gato es de gustos fijos y muy cabezota, le gusta el pienso de siempre y nunca has conseguido que comiera otra cosa.

Esto es muy típico, a muchos gatos les pones delante un pienso por primera vez y sencillamente pasan olímpicamente de él, ni siquiera lo prueban y como no queremos que se mueran de hambre, nos rendimos y volvemos a darle su pienso de toda la vida.

Los gatos reaccionan con desconfianza ante todo lo nuevo, así es como responde tu gato a “ese alimento nuevo que huele diferente,” pero no quiere decir que no le guste, ni siquiera lo ha probado.

Si tu gato es desconfiado, nunca debes cambiarle el pienso bruscamente. Debes ofrecerle durante unos días los dos piensos al mismo tiempo.

Ponemos el pienso Feline Satiety en otro comedero, al lado de su pienso de siempre, durante 4 o 5 días.

Si no lo come da igual, se lo recoges y le vuelves a poner una nueva porción en el comedero (es importante renovarlo todos los días para que no pierda frescura.)

Pasados 5 días debes reducir paulatinamente la cantidad del pienso de siempre de su comedero, al tiempo que le dejas a disposición el Feline Satiety.

Verás como tu gato acaba comiendo el pienso nuevo sin problema.

Gatos que se pasan el día pidiendo comida.

Son los típicos gatos glotones que se comen lo que ponemos en el comedero como si no hubiera un mañana y se pasan el resto del día maullando y pidiendo más… y ya sabemos lo insistente que puede llegar a ser un gato.

Suelen ser gatos con pocos estímulos ambientales y en consecuencia muy orientados a la comida. En realidad no piden por necesidad, como ya hemos explicado anteriormente, es una fuerza interior que le induce a comer varias veces al día, aunque no necesite más.

En muchas ocasiones se produce un refuerzo psicológico, en el sentido de que el gato aprende un reflejo condicionado: cada vez que me pongo pesado, el resultado es que consigo una interacción agradable con mi dueño.

Si cada vez que el gato maúlla, le damos algo para que se calle, le estamos enseñando a ser un pesado.

En otras ocasiones el gato aprende que cuando se abre determinado armario, se le va a dar comida, pero en el armario guardamos más cosas aparte de la comida.

Cada vez que abrimos el armario o simplemente nos acercamos a él, el gato por reflejo condicionado pide de comer.

¿Como lo solucionamos? Muy sencillo, debemos cambiar el enfoque de nuestro hacia la comida y para ello debemos hacer que el gato imite el comportamiento natural de tener que trabajar para conseguir alimentarse varias veces a lo largo del día.

Para ello mi consejo es que utilices un comedero interactivo como el que se ve en el siguiente vídeo:

Con el comedero interactivo, el gato reproduce comportamientos naturales de acecho y aprensión que enriquecen su actividad diaria, disminuye la cantidad de pienso por toma, acude más veces al comedero y desaparece el comportamiento implorante.

El comedero interactivo Cat Activity de Trixie funciona muy bien en gatos excesivamente motivados por la comida porque centran su atención en el comedero en vez de hacerlo sobre su dueño.

Nosotros aconsejamos que te compres este tipo de comedero porque se multiplican las posibilidades de éxito del programa de reducción de peso.

Si no quieres comprarlo te aconsejo que te hagas uno casero, puedes utilizar algunas ideas de nuestro artículo sobre estrategias de alimentación de gatos domésticos.

Si a pesar de mis consejos, te planteas seguir dándole de comer en el comedero tradicional, es fundamental que le des la dosis diaria de pienso en 4 o 5 tomas, repartidas a lo largo del día.

Nunca usar el sistema de libre acceso y libre elección.

Gatos acostumbrados a comida húmeda.

Comida humeda light para gatosLa comida húmeda ayuda a saciar mejor a tu gato, es buena idea seguir dando comida húmeda, mi consejo es que la cambies por los sobres de Royal Canin Feline Obesity que son de baja concentración energética.

No existe una versión húmeda del Feline Satiety.

Si el gato toma un sobre diario de Feline Obesity de 100gr, hay que reducir las dosis de pienso Feline Satiety según la siguiente tabla:

Peso Objetivo Dosis diaria
4 kg 20 gr
4,5 kg 24 gr
5 kg 28 gr
5,5 kg 32 gr
6 kg 35 gr
6,5 kg 39 gr
7 kg 42 gr

Aumentar la actividad de tu gato.

Ya hemos explicado que el gato está adaptado ha realizar varios intentos de caza a lo largo del día que le ayudan a gastar energía.

gato ha cazado su juguete

Es importante permitir que pueda reproducir esos instintos que tenía olvidados porque ayudará a que deje de obsesionarse por el comedero y harás que gaste unas calorías extra que vienen muy bien.

Intenta jugar un rato con el gato todos los días, debes ofrecerle juguetes con los que pueda reproducir sus comportamientos naturales de acecho y persecución: punteros láser, juguetes interactivos, juguetes caseros, ratones, etc… hemos hablado de esto en nuestro artículo sobre enriquecimiento ambiental.

Pesa a tu gato una vez a la semana y apunta su peso en un papel.

Lo normal es que el gato pierda entre el 0,5% y el 2% de su peso a la semana. Perder peso a más velocidad es peligroso para tu gato.

Si llevando al pie de la letra el programa, el gato no baja de peso, te aconsejamos que te pongas en manos de un veterinario que descarte la existencia de algún problema metabólico.

Un gato persa en programa de reduccion de peso

Finalmente cuando el gato llegue a su peso ideal podrás cambiar a un pienso de mantenimiento normal o adaptado a gatos esterilizados.

Si es un gato con especialmente dispuesto a la obesidad, puedes plantearte seguir con el Satiety a dosis de mantenimiento según cantidades indicadas en el saco.

Si sigues todas las directrices que hemos explicado en este artículo, es prácticamente seguro que tu gato adelgazará, será mucho más activo y habrás conseguido un objetivo fundamental para mejorar su esperanza de vida.

Felicidades.!!

Si tienes alguna duda o quieres contarnos tu experiencia, intentaremos resolverlas en la sección de comentarios.

6 comentarios en “Como hacer que tu gato adelgace con un pienso para gatos obesos.

  1. Hay piensos mucho mejores que Royal Canin: Orijen, Acana, Applaws, Taste of the wild, Porta 21… Todos ellos sin cereales, no usan subproductos y tienen un porcentaje de proteínas bastante mayor.

    1. Hay muchas marcas de piensos, cada vez más, si con cualquiera de ellas consigues que tu gato no esté obeso es fenomenal. Pero si necesitas que pierda peso, el programa que recomendamos es el que mejor funciona según nuestra experiencia. Gracias por leernos.

  2. Yo ya estaba utilizando ese pienso y cuando leí el artículo he comprado del comedero interactivo. Es genial, mi gato se entretiene sacando las bolitas y ya no me pide a todas horas. Gracias por el artículo.

  3. Tengo una perrita. De 3anos hace un ano empezo a comvulsionar le diagnosticaron epilepsia, las ataques se presentaban cada. 15 dias con 2 ataques o maximo 4 l, pero las ultimas dos crisis le han durado dos dias con los ataques cada 15min y luego cada hora , y luego cada tres. Hasta que se le van espaciando en esos dias se le presentan unos 10-12ataques le aumentaron la dosis del medicamento pero yo estoy desesperada por que no veo mejoria que puedo hacer eso q le pasa es normal el medicamento es misoline
    onar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *